Real Unión de Irun


Ricardo García: «El nuevo objetivo es consolidar al Real Unión en Segunda»

El presidente del Real Unión de Irun reconoce que está cansado después de una dura temporada, pero ayer seguía saboreando el ascenso y la fiesta que se vivió en Irun

Borja Olazabal | 23.06.2009

Nada más acabar el partido me pude acercar a Ricardo García. Mi intención era la de recoger sus primeras impresiones una vez conseguido el ascenso, pero no pudo ser. El presidente unionista no pudo contener las lágrimas y no consiguió articular palabra alguna. Después de diez años de trabajo al frente de la entidad unionista, Ricardo ha recibido su merecido premio.

Y es que el ascenso, además de suponer una inmensa alegría en lo deportivo, va a ayudar sobremanera al club en lo económico. Las arcas del club no estaban atravesando su mejor momento y el cambio de categoría va a dar un necesario impulso. Si los irundarras no llegan a conseguir el ascenso, el fútbol en Irun hubiera sido bien diferente la próxima campaña. Pero ahora toca disfrutar de lo conseguido y empezar a pensar en la próxima campaña. Por el Stadium Gal pasarán grandes equipos como la Real Sociedad, el Betis o el Celta de Vigo y el club ya piensa en reforzar la plantilla para consolidar al Real Unión en la categoría de plata.

- ¿Qué se siente al ser presidente de un equipo de Segunda División?
- (Risas). Siento lo mismo que ayer, yo sigo siendo presidente del Real Unión esté en la categoría que esté. Lo que sí siento es una gran alegría por haber cumplido el objetivo que nos habíamos marcado, aunque para mí, ser presidente del Real Unión ya es una alegría. Hay veces que hemos tenido sinsabores, pero ahora estamos disfrutando. Lo que está claro es que el ascenso no va a cambiar mi forma de ser.

- El encuentro del domingo fue inmejorable. ¿Se imaginaba algo así?
- Pensaba que iba a ser el típico partido con el resultado ajustado. De esos en los que uno pasa muchos nervios, se muerde las uñas y está cerca del infarto. Pero al final salió el encuentro soñado. No se puede trazar mejor un guión. El campo estaba lleno, se vivió un gran ambiente y para el minuto quince ya ganábamos 2-0. Habíamos hablado de hacer una buena primera parte para no luego no sufrir y así fue.

- Pareció que el Alcorcón saltó con miedo al terreno de juego. ¿Cómo vio al rival?
- Ellos sólo tuvieron una ocasión clara, que la paró muy bien Jauregi, pero nada más. Así no se puede ganar. Nosotros jugamos bien a fútbol, como lo habíamos hecho durante muchos partidos de liga, pero lo del domingo fue impresionante. Los jugadores estuvieron muy motivados y realizaron jugadas de pizarra. El contraataque del tercer gol fue algo perfecto.

- Menos mal que el partido estuvo controlado, porque la actuación del árbitro perjudicó al Real Unión.
- No fue nada casero. Nos pitó un penalti en contra y nos anuló dos goles. Fuimos tan superiores que las decisiones arbitrales no se notaron. Nadie ha hablado del árbitro porque ganamos con holgura.

- ¿En qué momento vio que el ascenso no se escapaba?
- Tenía mucha confianza en el equipo, pero hasta que metimos el tercero no pensé que ya estaba hecho. En el fútbol se han visto muchas cosas raras y no me creí que teníamos el ascenso en la mano hasta que marcó Juan Domínguez. En ese momento supe que íbamos a ser equipo de Segunda División.

- Así que algo de miedo sí que pasó. ¿Vio a los fantasmas de las anteriores fases de ascenso?
- Siempre existen los temores, sobre todo si tenemos en cuenta nuestro pasado. Cualquier empate le beneficiaba al Alcorcón y por eso tenía un poco de miedo. Aunque también es cierto que con el 2-0 pensé que no se nos podía escapar el ascenso, ya que nadie le ha levantado un resultado así al Real Unión en toda la temporada.

- El equipo estuvo perfecto, pero ¿qué me dice de la afición? No dejó de animar durante todo el encuentro y también ha viajado mucho con el equipo.
- La afición ha estado de diez durante toda la fase de ascenso. Fue mucha gente a Cádiz y en Alcorcón se juntaron alrededor de quinientos irundarras. Y lo que ha pasado en Irun durante esta semana es algo que no se recuerda por aquí. En cualquier lado se hablaba del Real Unión.

- A nadie le faltó algún tipo de enseña txuribeltz. Los productos del equipo han sido un éxito.
- El merchandising del equipo ha subido mucho, se han vendido un montón de camisetas. El día del partido todo el mundo llevaba algún atuendo del Real Unión. El color txuribeltz estaba por todos lados. Se nota que Irun ha estado muy unido al equipo durante toda la temporada y eso se ha visto a la hora de comprar camisetas y demás artículos unionistas.

- Es como si el unionismo hubiera subido en Irun. ¿Nota que la afición al equipo ha crecido en las últimas semanas?
- La afición tenía muchas ganas de ver al equipo en Segunda, pero hay algo más. La época de crisis que se está viviendo hace que la gente se agarre con más fuerza a las alegrías. El ascenso del Real Unión ha sido una buena noticia para los iruneses en lo deportivo y en lo social. Irun le tiene mucho que agradecer al Real Unión y el Real Unión le tiene mucho que agradecer a Irun.

- También ha sorprendido la cantidad de niños que salen a la calle con las camisetas del Real Unión.
- Es un año especial para subir. Los chavales se van a fijar en los jugadores que han subido este año, van a ser sus ídolos. Los niños se seguirán fijando en Messi o en Cristiano Ronaldo, pero ya no tendrán que mirar a la Real Sociedad porque el Real Unión está en la misma categoría. Desde el respeto, Irun va a empezar a tirar más hacia el Real Unión.

- Con el éxito que ha tenido el Real Unión entre los aficionados al fútbol, ¿tienen pensando realizar alguna campaña para atraer a más socios?
- Estamos pensando en ello y tenemos que hacerlo cuanto antes. Queremos hacer una campaña de socios para que acuda más gente al Stadium Gal. Nuestra intención es hacer una campaña pensando en lo social, con precios bajos para que la gente se enganche. Tenemos que aprovechar el tirón de esta temporada.

- ¿Tan importante es que el Stadium Gal registre buenos aforos?
- Sabemos que las gradas no van a mostrar la misma imagen que durante el play off, pero esperamos que los asientos estén llenos. El equipo agradecería mucho algo así. Además, para la sociedad irundarra y para los anunciantes del club es muy importante que el campo esté lleno. Tenemos que hacer una labor importante para que la gente no se olvide de todo esto y siga con el Real Unión.

- Hay que pensar en la temporada que viene. Para el primer año en Segunda División después de tanto tiempo, supongo que el objetivo primordial será conseguir la permanencia.
- Seguimos siendo el séptimo club más laureado de España y nuestro objetivo, por historia, debería ser el de asentarse en Segunda División. Pero esto va a ser complicado. Los recién ascendidos suelen tener problemas, hasta equipos de grandes ciudades y que manejan grandes presupuestos. Si sabemos encauzar bien el proyecto deportivo y social, puede salir una temporada bonita.

- ¿Han empezado a pensar en fichajes?
- Tenemos mes y medio para confeccionar una plantilla competitiva que nos mantenga en Segunda. Yo no he hablado con la dirección deportiva ni con Iñaki Alonso, pero mi idea es que el entrenador renueve y tratar de mantener el bloque. El grupo es bueno y lo único que hay que hacer es realizar seis o siete fichajes que aporten calidad para estar en Segunda División.

- Acabe como más le apetezca.
- Quiero dar las gracias a todo el mundo que nos ha apoyado durante todo este tiempo. Algunos llevamos diez años al frente del Real Unión y nuestras familias nos han tenido que aguantar mucho, pero al final hemos recibido el premio a tanto esfuerzo.


«Pagaremos los sueldos que podamos pagar»
El ascenso ha sido muy importante a nivel deportivo para el Real Unión, pero también va ayudar mucho a sanear la maltrecha economía de la entidad irundarra. Las arcas del club necesitaban como el comer alcanzar la Segunda División. Y es que los derechos de televisión, las quinielas, la taquilla... todo va a ayudar a que la economía unionista saque un poco la cabeza del agujero.

-La afición agradece el ascenso. ¿Las arcas del club también?
-El ascenso va a ayudar a nivel económico, pero tenemos que hacer un proyecto viable para que el equipo funcione de la mejor manera posible. El plan para la próxima temporada lo tenemos avanzado porque nuestro comité económico ha estado trabajando en ello. Tenemos que ver los recursos de los que vamos a disponer, los gastos y las deudas que tenemos que solventar. Una vez analicemos esto, podremos saber el presupuesto con el que contamos para la temporada que viene. Lo que está claro es que no nos podemos volver locos y no podemos gastar sin pensar.

- Durante toda la temporada ha pedido más ayudas de las instituciones. ¿Cree que ahora será más fácil conseguirlas?
-Si queremos hacer un equipo potente, necesitamos que las instituciones aporten más de lo que han aportado hasta ahora. El trabajo del Real Unión tiene que estar reconocido. Vamos a salir en muchos medios de comunicación a nivel nacional y eso se tiene que ver traducido a nivel de instituciones y patrocinios privados.

- En Segunda los jugadores querrán cobrar más...
-El mercado futbolístico tiene que ir a la baja. Los jugadores tendrán que amoldarse a los sueldos que les podemos ofrecer y tendremos que intentar encontrar jugadores buenos.


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun