Real Unión de Irun


El Real Unión afronta la última final con buenas sensaciones

La plantilla volvió ayer al trabajo después de tres días de descanso. Xabier Otermin, con una contractura, no se pudo ejercitar con sus compañeros.

Borja Olazabal | 18.06.2009

Después de unos días de descanso, la plantilla del Real Unión de Irun retomó en el día de ayer los entrenamientos. El único que no pudo trabajar con el resto del grupo fue el portero Xabier Otermin, que sufre una contractura en la espalda. El de Zarautz se dio un golpe con el poste durante el partido ante el Alcorcón y ayer estuvo siendo atendido por los servicios médicos del club.

Aunque Otermin no pudo ejercitarse, todo hace indicar que el arquero estará disponible para el próximo domingo. El meta, que durante el verano pasado estuvo con un pie fuera del Real Unión, ha recuperado durante la temporada la confianza del entrenador y está siendo el portero titular en el play off.

El resto de la plantilla está en plenas condiciones para la disputa de la gran final ante el Alcorcón en el Stadium Gal. Karlos Barrutia, preparador físico del Real Unión, asegura que «teniendo en cuenta todo el tiempo que llevamos trabajando, el equipo está bastante bien. Llevamos cincuenta partidos, más de once meses entrenando y más de 240 sesiones de entrenamientos. Todo esto se nota. Hemos remado mucho para llegar hasta aquí y lo normal es que no estemos en el mejor momento de la temporada, pero hemos llegado en buena forma al final».

Aunque el curso ha sido bueno en lo que a las lesiones se refiere, Iñaki Berruet y Zuhaitz Gurrutxaga han tenido problemas musculares durante la fase de ascenso. «Los dos han tenido cosas diferentes. Lo de Gurrutxaga fue una rotura normal, mientras que la de Berruet llegó por un traumatismo. Si analizamos el global de la temporada, tenemos que decir que está siendo muy buena en cuanto a las lesiones».

Talasoterapia
Con el fin de recuperar mejor al equipo, la plantilla disfrutó el lunes de una sesión de talasoterapia en La Perla. Barrutia explica que «era necesario para mejorar la recuperación, algo que empezamos a hacer en cuanto acabó el partido en Alcorcón. Todo el mundo quería salir nada más finalizar, pero decidimos parar para cenar en condiciones. Luego el lunes fuimos a la talasoterapia para acabar con la recuperación. En estos momentos de la temporada no se trata de desarrollar lo físico, si no de recuperar lo mejor posible». Sólo quedan noventa minutos de esfuerzo para conseguir el ascenso a Segunda División.


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun