Real Unión de Irun


El Real Unión vence al Sabadell (0-1) y da un pequeño paso hacia el ascenso

El Real Unión de Irun consiguió imponerse 0-1 al Sabadell en el primer partido de la segunda fase del play off de ascenso a Segunda.

Borja Olazabal | 01.06.2009

Sabadell. DV. El Real Unión de Irun ganó tras siete partidos sin vencer y marcó después de no hacerlo en ninguno de los choques ante el Cádiz. Son muchos los aspectos positivos que se pueden sacar del encuentro en la Nova Creu Alta. Pero el más relevante, sin duda, es que los unionistas fueron los primeros en golpear en el partido de ida de la primera eliminatoria de la segunda fase del play off de ascenso ante el Sabadell.

El equipo de Irun acabó el choque con un hombre menos, sudó para amarrar el resultado en los instantes finales del encuentro y Xabier Otermin tuvo que parar un penalti en el 81, pero los unionistas lograron dar un pequeño paso hacia la Segunda División. Sobre el terreno de juego, empezó apretando el conjunto local, que consiguió forzar un córner en el primer minuto. Pero fueron los de Irun los que lograron la primera ocasión peligrosa. Aitor Sanz recibió el balón fuera del área y sin pensárselo dos veces lanzó a puerta, obligando a De Navas a sacar los puños para evitar el tanto de los de Irun.

De ahí en adelante el dominio empezó a ser para los irundarras. El conjunto de Iñaki Alonso trató de jugar más el balón, y aunque sin lograr inquietar a la defensa vallesana, comenzó a ganar metros. Los delanteros unionistas se mostraron mucho más rápidos que los defensores arlequinados, y cada balón a su espalda era sinónimo de peligro. En el veintiuno Goikoetxea luchó un balón con Agustín y lo consiguió retener. Juan Domínguez apareció desde atrás y recibió el pase del debarra, pero su disparo lo retuvo el arquero local sin problemas.

La peor noticia para el Real Unión llegó a los veintisiete minutos de la primera parte en forma de tarjeta. Beobide zancadilleó por detrás a Juvenal y vio la amarilla. Demasiado pronto para tratarse del pivote defensivo irundarra. Poco después una gran jugada de Axel a punto estuvo de suponer el primero para los locales. El balón se paseó por la línea de gol, pero nadie apareció por allí para empujarlo.

Gol del Real Unión
Acto seguido llegó el premio al mejor hacer de los de Irun. Juvenal sacó un córner y el balón pegó en el larguero. La posterior contra se transformó en el 0-1. Juan Domínguez recibió el esférico, pegó a puerta y el balón, tras golpear en Pelegrí, se coló por encima de De Navas.

El dominio siguió siendo unionista hasta el descanso, pero justo antes de que el colegiado señalara el camino hacia los vestuarios, a punto estuvieron de marcar los arlequinados. Juvenal, una vez más, botó un peligrosísimo córner. El balón lo remató de cabeza Agustín, pero se marchó por encima de la portería defendida por Otermin. Así se llegó al ecuador del choque, con un Real Unión de Irun superior al Sabadell. Sobre todo cuando los catalanes perdían el balón. Y es que el equipo entrenado por Ramón Moya se vio en apuros cada vez que los unionistas lograron interceptar la pelota cerca de la línea medular.

El Sabadell intentó cambiar las cosas nada más volver de los vestuarios con un cambio. Ramón Moya dio entrada a Iglesias por Mejías. Pivote por pivote, pero la nueva incorporación mucho más ofensiva. Aun así, la decisión del técnico arlequinado no surtió ningún tipo de efecto. Los irundarras continuaron inconmensurables en defensa. Y es que la pareja formada por Iglesias y Berruet estuvo siempre por encima de los atacantes del Sabadell. Cierto es que los locales empezaron a tener más posesión de balón, ellos eran los que tenían que buscar el empate, pero los contraataques irundarras empezaron a llevar cada vez más peligro. Eso es precisamente lo que tenía que buscar el Real Unión, aguantar bien atrás e intentar matar el partido y la eliminatoria a la contra. Todo marchaba sobre el guión establecido, pero las cosas se torcieron en el 72.

Roja a Iglesias
Pidió penalti la Nova Creu Alta en un forcejeo entre Joel y Gurrutxaga dentro del área unionista, pero el colegiado no concedió la pena máxima. Sí estuvo más riguroso minutos después, cuando expulsó con roja directa a Iglesias tras propinar un codazo a Joel en un salto por el balón. Los de Irun se quedaron con uno menos a falta de quince minutos para el final. Tocaba defender.

Por si con esto fuera poco, el trencilla señaló un inexistente penalti sobre Axel. Morales ejecutó la pena máxima, pero Otermin, sensacional durante todo el partido, sacó una buena mano abajo y evitó el empate. Todavía quedaban diez minutos de sufrimiento. El Real Unión consiguió aguantar el resultado con un hombre menos a pesar de la insistencia de los locales. La zaga unionista sigue perfecta y el ataque empieza a carburar de nuevo. Habrá que sufrir en Gal, pero el ascenso está un poco más cerca.


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun