Real Unión de Irun


Ricardo García, presidente del Real Unión: «Si todo sale bien será un día histórico»

El presidente del Real Unión quiere que «Gal tenga un colorido especial el domingo». «No pienso en otra cosa que no sea lograr el ascenso a Segunda», afirma el presidente del equipo de Irun.

Borja Olazabal | 22.05.2009

IRUN. DV. El domingo a las siete de la tarde comenzará el crucial encuentro entre el Real Unión y el Cádiz. Los andaluces parten con ventaja tras el 1-0 de la ida en el Ramón de Carranza, pero los irundarras creen en sus posibilidades y lucharán con todas sus fuerzas por conseguir el tan ansiado ascenso a Segunda División. Dentro del campo se disputarán los noventa minutos reglamentarios, 120 si es necesaria una prórroga o algo más si hay que jugarse el triunfo en la fatídica tanda de penaltis.

Pero mucho antes, incluso podríamos decir que desde hace unos días, la ciudad de Irun ya está empezando a preparar el choque. La afición unionista está respondiendo y el ambiente que se vive en la localidad es cada vez más especial. La gente está nerviosa, los establecimientos engalanados con enseres negros y blancos, los balcones lucen las banderas del 'Ni ere txuribeltz'... Cada vez queda menos para el partido, pero la temperatura sigue subiendo.

Y con el fin de que el termómetro acabe estallando, la entidad unionista está organizando un fin de semana cargado de actividades para que Irun y el Real Unión sean uno en busca del ascenso a la categoría de plata. Desde mañana mismo, los irundarras empezarán a jugar el partido ante el conjunto gaditano.

Fanfarrias y txuntxurros en Irun
La fiesta comenzará mañana a las doce del mediodía en la plaza San Juan de Irun. Desde ese mismo momento, varias fanfarrias irán dándole color y sonido a las calles. Esa misma tarde, mientras la música sigue sonando, el club pondrá una mesa con merchandising del Real Unión de Irun para que los aficionados puedan acicalarse de cara al partido.

Y lo del domingo no será para menos. Las txarangas de la 'Atsegina' y 'Jostailu', las trikitixas de 'Xoxoka', los txuntxurros de 'Aduana Elkartea' y la batukada 'Zo-Zongo' pondrán el ambiente desde las doce y hasta el término del encuentro. Además, los bares de la zona colocarán una barra en la plaza San Juan, se instalará una pantalla gigante y un DJ pinchará música.

Ricardo García, presidente del Real Unión, asegura que «el ambiente que se va a vivir va a ser muy bonito. Queremos que toda la afición se reúna en San Juan y luego baje en kalejira hasta el Stadium Gal el día del partido. Cuanta más gente haga esto mucho mejor. También me gustaría que el público que acuda a ver el partido vaya vestido con colores txuribeltz. Gal tiene que tener un colorido especial ante el Cádiz».

De lo que no se quiere ni hablar es de una posible celebración tras el encuentro. «Si todo sale como nosotros queremos, la fiesta por la noche será completa. Aunque es cierto que no hemos preparado nada. Otras veces teníamos todo atado y el chasco fue grande, así que en esta ocasión improvisaremos. No queremos que se nos pase la oportunidad del domingo, pero si se pasa, nos agarraremos con toda la ilusión a nuestra segunda opción».

La hora del Real Unión
Y cuando llegue la hora del partido ante el Cádiz, la fiesta continuará en el Stadium Gal. En cada asiento se colocará una bolsa de confetis y una cartulina para realizar un mosaico. La cartulina, que también hará las veces de aplaudidor y que es negra con la palabra 'Txuribeltz' en el medio, está donada por EL DIARIO VASCO.

Cuando arranque el encuentro, todo será cosa de los jugadores del Real Unión. El presidente unionista significa que «el equipo está muy bien. Todos los jugadores están como motos, aunque también es cierto que necesitaremos un poco de suerte. A ver si la amatxo del Juncal o San Marcial nos echa un cable, que ya nos lo merecemos. Este club tiene la obligación de subir a Segunda División, que es lo que todos queremos».

Otra de las cosas que hay que tener bien claras es que no hace falta empatar la eliminatoria nada más saltar al terreno de juego. El presidente significa que «el partido dura noventa minutos y lo bueno sería meter un gol pronto para igualar la eliminatoria. Pero el encuentro puede llegar hasta la prórroga y hay que estar tranquilos. Esperemos que nuestros delanteros estén acertados, o nuestros defensas; nos da lo mismo. Como se está diciendo estos días, hay que tener el corazón caliente y la cabeza fría». Y es que como señala Ricardo García «si todo sale bien el domingo va ser un fin de semana histórico para el Real Unión».


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun