Real Unión de Irun


El Real Unión de Irun no tiene que asustarse

El Real Unión de Irun teme encajar un gol en el partido de vuelta, pero sólo debe pensar en lograr el triunfo. La afición del Real Unión volverá a llenar el Stadium Gal el próximo domingo.

Borja Olazabal | 15.06.2009

Con tiempo para pensar fríamente lo que aconteció en el estadio de Santo Domingo, las primeras impresiones no cambian. El Real Unión de Irun demostró que es más equipo que el Alcorcón, pero no consiguió plasmar en el marcador esa superioridad. El encuentro de ida finalizó con el empate a cero en el marcador y ahora toca ganar en el Stadium Gal para lograr el ascenso a Segunda.

Los madrileños han logrado algo de ventaja si se toman en cuenta las estadísticas. Mientras que al Real Unión sólo le vale el triunfo, al conjunto alcorconero le sirve cualquier empate con goles. No se puede decir que el resultado cosechado en tierras madrileñas sea malo, pero los unionistas esperaban algo más. Sobre todo, si se tiene en cuenta lo que aconteció sobre el terreno de juego. El propio Juan Domínguez se mostró enfadado al término del choque en Santo Domingo. «Hemos sido mejores, pero no hemos conseguido marcar ningún gol. Estos noventa minutos ya no van a volver y ahora se ha complicado mucho el ascenso».

Cierto es que no va a ser fácil alcanzar la Segunda División, ya que un gol del Alcorcón podría dar al traste con las ilusiones unionistas, pero el simple hecho de jugar en casa otorga la vitola de favorito al equipo entrenado por el durangués Iñaki Alonso.

Un resultado habitual
El mayor temor del equipo irundarra es recibir un tanto, pero tampoco sería una catástrofe. Encajar un gol obligaría a los irundarras a marcar dos. Parece demasiado, pero sería de lo más habitual ver cómo un encuentro finaliza con el 2-1 en el luminoso. Ese resultado sería más que suficiente para alcanzar la categoría de plata.

Y de conseguir mantener la portería a cero, algo que los irundarras han logrado en muchos partidos de esta temporada, el 1-0 bastaría para ascender. No se puede decir que va a ser tarea sencilla, pero tampoco hay que llevarse las manos a la cabeza por no haber conseguido cumplir uno de los principales objetivos del partido de ida, que no es otro que marcar.

Después de la disputa del primer envite de la final por el ascenso, llega el momento de preparar el encuentro definitivo. Este domingo, a partir de las seis y media de la tarde, el Real Unión volverá a tener en su mano el ascenso a Segunda. No se puede escapar.

Lleno en Gal para el Real Unión - Alcorcón
En el partido definitivo en el Stadium Gal, el lleno va a estar asegurado. Al igual que en los compromisos ante el Cádiz y el Sabadell, la afición unionista va a volver a responder y se espera que no quepa ningún alma en el graderío irundarra.

Un aperitivo de lo que va a pasar en Gal se pudo ver en el estadio de Santo Domingo. Más de trescientos unionistas acompañaron a su equipo hasta Alcorcón y se dejaron sentir durante todo el partido. La afición irundarra está respondiendo en los momentos más importantes de la temporada y no se puede quedar sin premio.

Después de tantas decepciones y disgustos en el último partido del play off, el Stadium Gal no quiere volver a acoger la celebración de un equipo que no sea el Real Unión. El fútbol le debe mucho al equipo de Irun. Le debe un ascenso a Segunda División. Tiene que ser el domingo. Esta vez no se puede escapar.


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun