Real Unión de Irun


Real Unión y Alcorcón empatan, por lo que todo se decidirá en el Stadium Gal (0-0)

El Unión dominó pero no pudo marcar en Alcorcón. Los irundarras tendrán que ganar para conseguir el ascenso

BORJA OLAZABAL | 14.06.2009

Si alguien pensaba que en esta eliminatoria final por el ascenso no iba a tocar sufrir, estaba equivocado. El 0-0 con el que finalizó el partido en el estadio de Santo Domingo deja todo abierto y el cruce se acabará resolviendo el próximo fin de semana en el Stadium Gal. Los irundarras tendrán que ganar si quieren alcanzar la Segunda División, ya que cualquier empate con goles les dejaría con la miel en los labios.

Aunque el resultado no se puede considerar malo, los jugadores unionistas no acabaron contentos. Los de Irun fueron superiores durante casi todo el partido, pero no pudieron concretar su mejor hacer sobre el campo. Los irundarras tendrán que demostrar en su feudo que son mejores, porque este año no se puede fallar.

Comenzó metiendo miedo el Real Unión. Los irundarras quisieron demostrar desde el principio que son más equipo e intentaron cercar a los alfareros en su campo. Y con la salida en tromba, los hombres de Iñaki Alonso a punto estuvieron de adelantarse en el primer minuto de juego.

Gabarain recibió el balón tras una saque de banda y colocó un buen centro al área. Allí estaba Asier Salcedo, que ganó la posición a la zaga del Alcorcón y consiguió rematar, pero su cabezazo se marchó fuera rozando el poste izquierdo de la portería.

Los de Irun empezaron mejor, pero en esto del fútbol cualquier jugada puede ser peligrosa. Los locales forzaron un córner. Calvillo lo botó cerrado desde la derecha y obligó a Otermin a sacar los puños para evitar el gol.

Dominio irundarra

Fue sólo un pequeño susto. El Real Unión no se vino abajo y siguió mandando sobre el terreno de juego. El fútbol sólo se desarrollaba en la mitad del campo alcorconero, aunque las ocasiones claras brillaron por su ausencia. Al igual que en otras ocasiones, el juego de los unionistas fue bueno en la creación, pero faltó concretar el último pase.

También pudo marcar, aunque sin querer, Larrainzar. El lateral intentó centrar al segundo palo, donde se encontraba Salcedo, pero el esférico se envenenó tras botar y estuvo cerca de colarse en el arco defendido por Raúl.

Los unionistas dominaban, pero por algo llevaba el Alcorcón desde la jornada catorce sin perder. Los de Antonio Anquela no acusaron la superioridad de los irundarras y siguieron a lo suyo. Mostrándose fuertes atrás e intentando aprovechar la velocidad de sus hombres rápidos.

Tras un robo de balón en la medular, Cristian consiguió conducir hasta la frontal del área y chutar a puerta, pero el lanzamiento se fue alto.

El Real Unión siguió mandando en el estadio de Santo Domingo, pero los locales volvieron a tener una gran ocasión en el minuto 36. Gómez sacó de banda y lanzó el balón hasta el área pequeña. Otermin intentó despejar, pero dejó el balón muerto en la frontal. El meta no se lo pensó dos veces y salió de su portería para poner el balón en el otro campo con el pie.

Así acabó la primera mitad, sin más ocasiones, pero con la convicción de que el conjunto unionista era superior al local.

Descontrol

El partido cambió de manera radical a la vuelta de los vestuarios. El Real Unión dejó de llevar el control del choque y el partido se volvió loco.

Avisó el alcorconero Rubén Sanz, que intentó sorprender a Otermin desde lejos. Su disparo llevó peligro, pero el esférico se acabó marchando por la línea de fondo.

A pesar de ese primer lanzamiento, los irundarras no sufrieron por el juego del Alcorcón. Los madrileños crearon peligro a balón parado, sobre todo con los lanzamientos de Susaeta y Calvillo, pero la zaga unionista se mostró contundente y evitó los remates. Cuando el dominio empezó a desaparecer, sobre todo por el cansancio que se empezaba a acumular en las piernas de los unionistas, el Real Unión recurrió a los contraataques para buscar el triunfo. Abasolo pudo marcar tras recortar a Tito, pero el balón lo repelió un defensor. Juan Domínguez lo intentó desde lejos, pero entonces apareció el meta Raúl.

Si en Santo Domingo tenía que llegar el gol, debía ser para el Real Unión, pero las últimas ocasiones fueron para los locales. López cabeceó al palo un saque de banda de Gómez y Pérez no llegó a rematar un pase de la muerte de Mauri tras una gran galopada. Ante la falta de acierto de ambos conjuntos el partido finalizó con el mismo resultado con el que comenzó.

El Real Unión no tendrá que remontar ni realizar una machada. Ganar un partido en el Stadium Gal y ascender


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun