Real Unión de Irun


El Real Unión se medirá al Alcorcón para ser de plata

El Real Unión de Irun se medirá al cuadro madrileño en la eliminatoria decisiva. El equipo alcorconero se deshizo en la última ronda del Alcoyano.

Borja Olazabal | 08.06.2009

Aunque el sorteo para la eliminatoria definitiva se va a celebrar en el día de hoy, el Real Unión de Irun ya conoce su rival para el cruce decisivo en la búsqueda del ascenso a la categoría de plata. El conjunto irundarra tendrá en la Agrupación Deportiva Alcorcón su último escollo para alcanzar la Segunda División. Y es que el cuadro madrileño es el único tercer clasificado de grupo que ha logrado colarse en la eliminatoria final. Como el Real Unión es el único líder que queda, el cruce está claro. El partido de ida se disputará en Alcorcón el sábado a las 20.15 horas.

Para alcanzar esta nueva final, los madrileños han tenido que superar dos rondas. En la primera derrotaron al Sant Andreu, con el que empataron a cero en la ida y al que se impusieron 4-2 en la vuelta. El Alcorcón también ha eliminado al Alcoyano. El primer choque finalizó con el 1-0 favorable al próximo rival de los irundarras y ayer cedió en Alcoy por un 2-1 que les clasifica.

El Alcorcón es, a priori, el rival más asequible de los que podía tocar, ya que estaba diseñado para mantener la categoría, pero esta temporada ha conseguido una racha que asusta. Hasta la derrota de ayer frente al Alcoyano, los alcorconeros llevaban veintisiete partidos sin perder. Los veinticuatro últimos de la liga y tres más del play off. El último conjunto que le venció en el campeonato doméstico fue el Ciudad Lorquí.

El Alcorcón era el rival preferido por Iñaki Alonso, que algo se olía antes de que finalizara la jornada de ayer. El técnico se echó a la carretera con un hombre de club como José Antonio Niño para presenciar el Alcoyano-Alcorcón. Seguro que Alonso tomó buena nota del último rival del Real Unión de Irun en el camino hacia el ascenso. Después de dejar en la cuneta al Sabadell y conocer al rival para la próxima eliminatoria, sólo falta que pasen las dos semanas que restan para saber si el Real Unión ha conseguido, o no, el ascenso a Segunda División.

Lo que está claro es que la afición irundarra volverá a vivir dos partidos de infarto. Choques en los que los nervios van a aflorar desde el pitido inicial del encuentro de ida, hasta que el colegiado señale el final en la vuelta. Y es que es muy fácil pasar de la angustia a la alegría durante un partido de fútbol. O de la alegría a la angustia. El cambio de emociones que se vivieron el sábado en el Stadium Gal fue como para mandar al hospital a cualquiera. Se palparon grandes momentos de júbilo con el gol de Goikoetxea. La afición irundarra sonreía y animaba sin cesar, pero también llegaron momentos para echarse las manos a la cabeza.

Jaume marcó un golazo a cuatro minutos del descanso y el graderío enmudeció. El miedo empezó a invadir el Stadium Gal y los seguidores unionistas volvieron a ver fantasmas del pasado. Pero por una vez, la fortuna sonrío a los de Irun. Lo cierto es que la hinchada irundarra merece que su equipo esté en Segunda por todo lo que ha sufrido durante tantos play off de ascenso. El equipo se está dejando el alma en cada encuentro para que Irun sea de plata la temporada próxima.


El Real Unión de Irun, a por el ascenso - Enlaces relacionados





Himno del Real Unión de Irun